Para nuestro matrimonio en Cristo y a mi amada esposa

Esta canción es tan ellos que simplemente estas palabras se quedan cortas, 9 meses de sonrisas, lágrimas y uno que otro enojo pero nada que no resuelva Jesucristo, Él ha sido y es nuestro imán y eso es único

Bendita sea mi esposa amada que con sus manos cocina lo que Dios nos provee, Bendito sea su corazón que ama en Él

9 Meses en donde la historia que construye Dios día a día germina su palabra en nosotros

Mi amada bonita y única esposa la llevamos ahí donde Dios baila

Que Dios nos provea meses, días hasta tener arrugas y que esos días sean los de ir a donde nuestro padre

Amén